Fundición de bronce Takaota

Takaoka Doki se remonta al comienzo del periodo Edo (1600-1868), cuando el clan Maeda en Kaga invitó a siete fundidores de metales altamente cualificados, de una zona de fundición de metales establecida desde hace mucho tiempo, para que vinieran a trabajar en un taller recién inaugurado.
La artesanía se desarrolló a través de la producción de accesorios budistas de bronce grabados y luego, en el periodo Meiji (1868-1912), el trabajo de esta zona se dio a conocer en el extranjero a medida que se exhibían ejemplos representativos en la internacional Feria Mundial en París. Ahora el 90 por ciento del total de productos de bronce fundido en Japón son de Takaoka.
Se utilizan trece métodos de fundición diferentes según el tipo de producto que se quiere fabricar y la forma de expresión deseada requerida. Fundidas con uno de esos métocos, la gama de productos manufacturados tiene desde adornos de mesa, floreros, incensarios, paneles y esculturas de bronce hasta grandes estatuas de Buda. También se están haciendo algunos accesorios de iluminación junto con relojes de mesa, pesas de papel y sujetalibros, que hacen uso de las cualidades del material.

Características

Existen trece tipos de trabajo, según el tipo de producto y lo que se intenta expresar. Los productos hechos por medio de una variedad de técnicas de fundición y procesamiento incluyen adornos de mesa, floreros, quemadores de incienso, paneles, estatuas de bronce y estatuas budistas.

Cómo se crean

Los métodos de fabricación se dividen en fundición y procesamiento. La fundición se realiza utilizando metal que se ha calentado hasta alcanzar un estado líquido, luego se vierte el metal líquido en un molde, se retira después de que se haya enfriado, luego se talla y colorea para terminar la pieza. Hay una variedad de métodos de fundición tradicionales, entre ellos, yakigata, sogata y rogata.

totop