Papel Echizen

La leyenda dice que hace unos 1500 años, una bella princesa vino a la ciudad de Okatagawa y enseñó a la gente cómo hacer papel. En el período Nara (710-794), el papel era muy respetado para copiar los sutras budistas. Luego, cuando se empezó a usar el papel en grandes cantidades por parte de la clase guerrera, algunos papeles de gran calidad como el Echizen Hosho fueron producidos en grandes cantidades y se usaban técnicas mejoradas.
Fue entonces que el Shogunate y los señores feudales dieron a esta área productora de papel su mecenazgo y se produjeron más desarrollos. En tiempos más recientes, muchos artistas que son bien conocidos en todo el país, incluyendo el famoso pintor Taikan Yokoyama, han tomado partido por el Echizen Washi.

Personifica la cultura japonesa, el Echizen Washi tiene una calidad y riqueza indescriptible y se caracteriza por tener una gran resistencia y flexibilidad, al mismo tiempo que tiene una calidez en su fina superficie textura que solo se puede conseguir con el papel hecho a mano. La gama de papeles es inmensa e incluye papeles artísticos finos o papeles para impresión xilográfica. Otros se hacen para caligrafía, para sobres y papel de escritura. También se hacen papeles exclusivos para diplomas y se producen papeles translucidos para los paneles deslizantes o shoji de las casas tradicionales.

Características

Este papel, infundido del alma de la cultura japonesa, tiene una textura elegante y posee una rica sensibilidad "kinari (sin blanquear)". Palabras como fuerza o personalidad no son suficientes para describirlo.

Cómo se crean

La morera, mitsumata (edgeworthia chrysantha), ganpi y el cáñamo son las principales materias primas a las que se añaden los materiales mucilaginosos hechos de tororo aoi (hibiscus); luego se procesan usando un método de fabricación del papel tradicional como “nagashi-zuki” o “tame-zuki.” Una vez que los ingredientes principales se han reducido a forma líquida y se han coloreado en el contenedor de fabricación del papel (“sukiso”), son mezclados a mano ágilmente con una herramienta de recoger bambú llamada “sukiketa.” Cuando se remueve la pulpa liquida con un movimiento de balanceo alrededor de la pantalla de bambú de la “sukiketa,” las fibras de papel empiezan a enmarañarse creando bellas hojas de papel.

totop